Estás aquí
Inicio > Archivo - Archive > ComunicaSeguridad – La comunicación en las instituciones: los efectos de los rumores y los celos

ComunicaSeguridad – La comunicación en las instituciones: los efectos de los rumores y los celos

Mag. Marisa Avogadro Thomé – Mendoza – Argentina

Consultora en Comunicación y Seguridad

marisaavogadro@uolsinectis.com.ar

 

Pensar en la comunicación que es necesaria tener en una institución para lograr un mejor desempeño de sus áreas, es pensar también en términos de una estrategia.

Reiterada es la figura de una casa de cristal, de transparencia, como elemento fundamental para ir construyendo la mencionda estrategia.

Los tiempos que nos convocan están signados por el cambio, las tecnologías y su universo y en varias oportunidades, por situaciones más coloquiales, más mundanas que técnicas.

Sí, aunque no lo parezca, en variadas ocasiones dentro de una institución, hay situaciones que no le permiten mostrarse y/o crecer desde la comunicación, por los rumores sostenidos y los celos de algunos de sus integrantes.

Esto se pone en evidencia, cuando al momento de tomar decisiones sobre áreas específicas, las personas que siempre mantienen una actitud negativa ante cualquiera propuesta de cambio y/o difusión, comienzan a colocar piedras en un camino que debería ser llano. Remontados a la etimología de la palabra comunicación: “poner en común”, es justamente acercar, es un nexo que une dos polos, y las actitudes descritas tienen como objetivo los fines opuestos.

Esto que resulta de una simple explicación, puede volverse un problema que irá in crescendo, cuando a cada decisión surgen puntos de vistas tan disímiles y que no resultan ni eficaces ni eficientes a los propósitos planteados; cuando se advierte que otros integrantes sólo se dedican a dar a conocer rumores infundados, y a perjudicar, no sólo a personas que tienen sus vidas personales y profesionales, porque en realidad, lo primero que se afecta es la imagen institucional.

Estas actitudes, van seguidas a menudo por celos profesionales y/o personales, que generarán más escollos, y problemas a nivel personal y de la entidad.

En estos temas como en tantos otros, queda de manifiesto, que si comunicar es poner en común, en realidad se trata de poner en común una actitud asertiva, proactiva y que deberíamos tener presente que tal vez la vida se debería vivir como una suma de factores y que hay personas que tal vez no lo entienden, y pasan todo el tiempo desde las matemáticas, viviendo en una resta.

Top