Estás aquí
Inicio > Archivo - Archive > Casi mágica: poesía en el Día del Maestro en la Argentina

Casi mágica: poesía en el Día del Maestro en la Argentina

Hugo Eduardo AvilaMúsico, autor y compositor

Mendoza – Argentina- hugoavila1@gmail.com

Por el amor, la pasión y la vehemencia; por la lucha contra el desencanto, por el sacrificio y las vicisitudes. Porque se hacen tuyos los problemas y los ritos mal adquiridos que intentas revertir; porque se torna difícil dibujar imaginación en tiempos en que el entretenimeinto viene prestado, y de afuera. Por enseñar cada letra, cada número, cada trazo para que cada niño logre escribir en las blancas hojas que recibió al nacer, el mejor libro de su vida… ¡Feliz Día Maestra! Hugo Eduardo Ávila

Casi mágica

Casi mágica, casi eterna
habitas el camino de mi inocencia
te encuentro cada día
y respeto tu presencia.
Casi mágica, casi eterna
sabia mezcla de madre y compañera.
Te encuentro a cada paso
del mundo que me muestras,
con historias de lápices
me llevas a la esencia,
de todo cuanto existe
desde la primera letra,
de todo cuanto sueño
y mi curiosidad despierta.
A veces me pregunto
¿De qué están hechas las maestras?
¿Será que tiene Dios una mágica receta?
Sabia mezcla de amor y paciencia
con un poco de amistad
de madre, y compañera.
Seguro que también tienen
comprensión y sapiencia
para entender la vida
y enseñarla en la escuela.
Yo se, me han contado
que quien trabaja se lleva
el premio de un sueldo justo
que se gana, y que se entrega;
pero a veces no comprendo,
¿por qué ese premio no llega?
¿será que cuando uno es grande
se olvida que fue a la escuela?
Ayer me enteré en el aula
que mañana tendré otra maestra
porque la Seño que tengo
está embarazada y nos cuenta,
que algún día su hijito
aprenderá a leer y a sacar cuentas,
igual que aprendo yo
aunque a veces me cuesta.
Yo se, tengo razón,
son mágicas las maestras,
pueden con todo y se ingenian
para enseñar con lo que tengan.
Marcan a fuego el recuerdo,
son madres, trabajan y enseñan,
son amigas, confidentes,
son mágicas, son MAESTRAS.

Hugo Eduardo Ávila

 

Top