Estás aquí
Inicio > Archivo - Archive > Cuentos y poesías en el mes de los enamorados

Cuentos y poesías en el mes de los enamorados

Mag. Marisa Avogadro Thomé

Escritora – Periodista argentina

marisaavogadro@uolsinectis.com.ar

 

De sus libros Quisiera esta noche. Poesías. Argentina,.Mar y Arte Ediciones, www.amazon.com, [kindle] y BREVES: Cuentos. Argentina, Mar y Arte Ediciones, [ebook]

 

Chocolate y pimienta

Lentamente comenzó a saborear sus suaves y carnosos labios. Respiró profundamente, la abrazó y unió sus labios a los de ella con pasión. Inmediatamente el cuerpo de ella tembló sin poder ocultar el sentimiento.
Sintió fundirse en su boca chocolate negro. Sintió toques de pimienta que aumentaron su deseo. E inmediatamente después, corrió por sus brazos leche de coco, que él pasó con dedicación, para que el sol brillara en su piel fresca.
Y luego de la frescura, volvió el calor y el deseo. Comenzó nuevamente a besarla, bajo el ardiente sol de enero.

 

Azul

Fue amor a primera vista. Sus delgados y firmes dedos resbalaron por su piel azul de seda. Su cuerpo ondulante se movía bajo aromas de flores frescas recién cortadas con tintes de almizcle y misterio.       Segura, alta. Detenida en una esquina blanquecina, que hacía recordar al Mediterráneo. Apoyada sobre las baldosas negras brillantes y rústicas que combinaban con todo el lugar.

Desde la ventana a su lado, se veían hasta el mar todos los azules: cielo, oscuros, algunas nomeolvides, las olas y Ella. Venida de tiempos remotos, donde las manos con tierra y agua plasmaron su cuerpo en greda. Como guitarra de curvas firmes cuyo dueño recorre rasgando sonidos en primavera, estaba allí la tinaja antigua adornando la esquina del estar, a la espera. Una jarra de cristalina agua, un manojo de flores de la pradera. Azul, amor a primera vista, desde la esencia de la artesanía primera.

 

Amor sureño

Por las caminos sinuosos
voy bajando y subiendo,
entre la montaña y el río.

Machado me acompaña
entre cantos y amores coloridos.
Castañuelas, mariposas,
tintineos de cariños.

Y respiro el aire fresco,
entre fresnos y pinos.
Anochece ya temprano
entre caminos, camino.

Arrayanes, bosques, lirios.
Te siento, te respiro.

Castañuelas, mariposas,
tintineos de cariños.

 

Gaviotas

Gaviotas de agua dulce
en noches de marea alta.
Susurro de aves,
danza de encanto.

Su lento respirar cual ola
que rompe en la bahía.
Vos y yo
a la lejanía.

Aves que se deslizan sobre el agua.
Picoteos de dulce y sal.
Alas que envuelven cuerpo y alma,
sin conocer nada más.

Gaviotas de mar abierto,
de cielo, de eternidad.

 

Top