Estás aquí
Inicio > Ciencias y Comunicación > Columna La seguridad en el escenario de las nuevas tecnologías

Columna La seguridad en el escenario de las nuevas tecnologías

Mag. Marisa Avogadro Thomé. Mendoza, Argentina

marisaavogadro@uolsinectis.com.ar

 

La seguridad en el escenario de las nuevas tecnologías

Security on the scena of new technologies

A segurança no cenário das novas tecnologias

 

Palabras claves: seguridad – nuevas tecnologías – información – sociedad

Keywords: security – new technologies – society

Palavras chaves: segurança – novas tecnologias – informação  – sociedade

Resumen:

El presente trabajo denominado La seguridad en el escenario de las nuevas tecnologías se ha llevado a cabo a través de una investigación realizada sobre el concepto de la seguridad; la descripción de las sociedad de las nuevas tecnologías, sus características, ventajas y desventajas. El mundo informativo instalado en ella y los ciberdelitos. Para concluir en el escenario de las nuevas tecnologías y su relación con la seguridad

Abstract:

The present work denominated Security in the scene of the new technologies has been carried out through an investigation realized on the concept of the security; the description of the society of the new technologies, their characteristics, advantages and disadvantages. The informational world installed in it and the cybercriminals. To conclude in the scenario of new technologies and their relationship with security.

Resumo:

O presente trabalho denominado Segurança no cenário das novas tecnologias foi realizado mediante uma investigação feita sobre o conceito de segurança; a descrição da sociedade das novas tecnologias, suas características, vantagens e desvantagens. O mundo informativo instalado nele e os cibercriminosos. Para concluir no cenário de novas tecnologias e sua relação com a segurança.

 

La seguridad en el escenario de las nuevas tecnologías

         La temática de la seguridad que tan en vilo nos tiene a todos los ciudadanos de este país y del mundo en general, es sin lugar a dudas tema central de las agendas de los medios de comunicación (agendas setting) y debería serlo de las agendas de políticas públicas.

       El vocablo seguridad proviene del latín “securitas”: cualidad de seguro y seguro significa: libre y exento de todo peligro, daño o riesgo. Por ello, sería necesario comenzar a ver estos temas, desde una perspectiva de conocimiento, pertinencia, eficiencia y eficacia; observando a dicha seguridad en un complejo entramado, incluido el educativo y el comunicacional y reconocer espacios vacíos, desconocimientos, actitudes desprovistas de éticas, desde muchas instancias; para poder aportar desde perspectivas diferentes, o al menos intentarlo, cambios que signifiquen un hacer real en la vida cotidiana.

         La seguridad, esa sensación interior, que nos hace sentir bien, confiados con nuestro entorno, para desenvolvernos con tranquilidad y libertad, en las diferentes actividades diarias; de la cual abundan las definiciones según se trate de seguridad  social, política, económica, laboral, ciudadana, hemisférica, entre otras; está cada vez más emparentada con la temática de las nuevas tecnologías de la información y la comunicación (NTIC), los procesos de globalización y de cambio.

          Inmersos en el ciberespacio, ese medio de comunicación que surge de la interconexión mundial de los sistemas de datos, observaremos que sucede con las temáticas de la seguridad y las nuevas tecnologías.

 

Sociedad real y virtual

        En la actualidad encontramos la sociedad real conviviendo con una sociedad virtual con aproximadamente unos 3.885  millones de usuarios mundiales de Internet a junio de 2017 (www.internetworldstats.com/stats.htm) cifra que demuestra la incidencia de la Red en la vida de las personas y por consiguiente, el mercado de oferta y demanda de informaciones que representa, para los materiales que en ella circulan.

        En el contexto latinoamericano, la Argentina tiene unos 36 millones de usuarios que representan aproximadamente el 80% de tasa de penetración (porcentaje que surge de relacionar la cantidad de habitantes de un lugar con la cantidad de personas de ese lugar conectados a Internet) y a la fecha, el país tiene unos 43 millones de habitantes.

        Chile tiene unos 14 millones de usuarios de Internet, Perú 18 millones, Bolivia 4, 6 millones, Uruguay 2,4 millones, Paraguay 3,1 millones y Brasil 139 millones (http://www.internetworldstats.com/stats15.htm) al 30 de junio de 2016.

        Los tiempos que nos convocan están signados, a mi entender por la palabra cambio. La introducción de las NTIC, su influencia en el mercado laboral, profesional, económico, político, social, educativo, modifican la vida de las personas y también el desempeño de  roles. La red de redes, Internet, ha irrumpido en los actos cotidianos de los seres humanos y ha cambiado la fisonomía de las relaciones de las personas, las ciudades, los conglomerados urbanos, las actividades rurales y un largo etc.

            El cambio está siempre presente. Hablamos de plantearnos que venimos de procesos rodeados de certidumbres y ahora estamos en terrenos inciertos. Todo lo que era ya no es ó cuando menos cambió. Se diluyeron las barreras geográficas y nos abrimos a un mundo donde las coordenadas de tiempo y espacio son diferentes. Los imaginarios sociales y  comunicacionales también lo son, incluidos conceptos tales como la inmediatez periodística, ahora medida en el minuto a minuto.

        El ciberespacio, el espacio donde la red de redes se expande, nos da el lugar físico para la presencia de la cultura de la web.

Internet se mueve por pares de opuestos, generando por así decirlo una cultura de polaridades. Por ejemplo, una característica de Internet es su libertad, ya que todos los que lo desean pueden publicar sus ideas; pero al mismo tiempo se diseminan virus informáticos; remedios “milagrosos” para enfermedades probadamente incurables; se generan ciberdelitos, etc.  

         Conjuntamente con la libertad en la red, se da el anonimato; porque no hace falta que las personas firmen lo que escriben ó bien pueden hacerlo con datos falsos. Este anonimato a su vez va en detrimento de la credibilidad, la confiabilidad de las fuentes de información  y a favor de la producción de delitos.

         De este modo,  los elementos que caracterizan y constituyen las ventajas por una parte de la cibercultura, se transforman también en las desventajas.

          Internet está conformada por grupos que cambian constantemente, agregándose personas y conformando un universo multicultural, sin fronteras de tiempo y espacio, interactivo y con un sentido de ubicuidad (en todas partes al mismo tiempo).  

          Si la cultura, entendida desde el punto de vista antropológico es toda acción del hombre sobre el mundo; se está perfilando con una nueva imagen en el ámbito de la cibercultura y de la sociedad virtual.

         Encontramos una sociedad real conviviendo con una sociedad virtual, situación que constituye un hito histórico para la vida de las personas: dos sociedades funcionando de forma paralela, sin ser un relato de ciencia ficción; donde se presentan hechos, imágenes y discursos reales; virtuales  y también adulterados. Donde hay ciberconsumidores y ciberciudadanos; acceso desigual a las oportunidades cualquiera sean su índole, desde la esfera individual a la colectiva; desde las diferentes posibilidades geográficas de vida: ciudades – áreas urbano-marginales-; acceso a la educación, servicios asistenciales; desarrollo científico-tecnológico, seguridad.

 

Delitos y tecnologías

         Desde este universo tecnológico se abre una nueva perspectiva para el ámbito de la seguridad como para otros temas, debido a que aparecen nuevos delitos, nuevas modos de concretarlos y como consecuencia, se hace necesario una nueva mirada a los acontecimientos.

           Algunos autores hablan de ciberdelitos, delitos informáticos  que son: las actividades ilegales en las que intervienen medios electrónicos y nuevas tecnologías y dentro de ellos encontramos: delitos tradicionales concretados en la sociedad virtual mediante las NTIC, ej: estafas, chantajes, extorsión. También delitos nuevos, que se llevan a cabo desde la red, de modo on-line electrónico), destinados a atentar contra la confidencialidad, integridad y disponiblidad de información; daños de entrada en sistemas de computación ó bien en programas , en parte de ellos ó en datos computarizados. Así se constituyen delitos sobre datos personales, ciberterrorismo, delitos económicos, de pederastia, contra la propiedad intelectual.

          Por tal motivo, hay una necesidad de contar con informaciones confiables, pertinentes y seguras, frente a la diversidad y cantidad de informaciones propaladas y de ilícitos concretados en la red de redes y en éstos; la información es la puerta de acceso.

         Si cada medio que comunica utiliza los códigos respectivos, es también necesario conocer el lenguaje de las nuevas tecnologías, para poder entender, asociar, comparar, descifrar un más allá de los hechos aparentemente ingenuos de los que nos proveen. Internet es un nuevo medio de comunicación del Tercer Milenio y como tal, con ventajas y desventajas como cualquier otro medio.

 

Información y Seguridad

            En este escenario de las autopistas de la información, con la pérdida de las barreras de tiempo y espacio, la simultaneidad, los hipervínculos, la inmediatez, la ubicuidad; la información se constituye con identidad propia y para diferentes fines y como el nuevo valor agregado de la economía, ha transformado su perfil.

          Es necesario identificar las fuentes confiables de la información, en un universo infinito de ellas y dicha tarea es todo un desafío. El determinar los ciberdelitos, entre otras acciones,  supone y exige un planteamiento frente a la información y un modo de lectura e interpretación para realizar una prospectiva de la misma ofreciendo un panóptico de la información, para encontrar el lugar estratégico desde el cual ofrecer multifacéticas opciones.  

         Frente a ello, seguimos sumando nuevas perspectivas al área de seguridad, que ya nos tiene tan en vilo. Tanto desde el punto de vista del derecho como de las sanciones, en los materiales que nos brindan las NTIC comienzan a observarse “espacios en blanco”, a la hora de legislar o de aplicar dichas sanciones. Se advierte además, la necesidad de incorporar las NTIC al entorno inmediato, por una parte, como proceso acelerador del trabajo administrativo cotidiano y por otra, como objeto de investigación de los ilícitos. A ello le sumamos por ejemplo, la seguridad de la información, la seguridad de las redes, la seguridad de la base de datos. Esto se traslada al campo de la confiabilidad, la confidencialidad y una larga lista a enumerar.

 

Seguridad en el escenario de las nuevas tecnologías

Los sinónimos de seguridad, nos dice el diccionario, son confianza, certeza, certidumbre. Sin lugar a dudas, términos emparentados con los procesos de los cuales veníamos hablando. Venimos de tiempos donde nos proyectamos a través de lo cierto, pero ahora lo incierto también amplía su esfera de acción, por lo tanto, las incertidumbres nos llenan de dudas y van constituyendo un camino que por nuevo seguramente será necesario rescribir.

          La sociedad no es la misma, los cambios son sostenidos en todas las áreas, las NTIC participan de este proceso de aceleración histórica constante.

         La seguridad, esa sensación de sentirnos bien y tranquilos con nuestro entorno, cada vez se torna más compleja. Los modos de abordarla también son cada vez de mayor complejidad. Las nuevas tecnologías de la información y la comunicación median cada vez más nuestros actos cotidianos y depende del uso que de ellas se realice, los resultados que se obtengan.

        Las nuevas tecnologías de la información y la comunicación en este siglo XXI son una realidad para abordar también los temas de seguridad, no sólo regional, sino además nacional e internacional.

          En Internet circulan materiales verdaderos, falsos y como siempre, más allá de toda tecnología, será la presencia humana, la razón ética de las personas, las que marquen la diferencia; porque somos justamente los seres humanos los que les damos el sentido y el empleo a estos medios y herramientas.

          La red genera lazos invisibles que van más allá de las autopistas de la información y que debemos conocer y reconocer para perfilar los temas de seguridad y nuevas tecnologías la web.

Tiempos de cambios, de una nueva mirada complementaria, desde la comunicación para la seguridad, concepto que he desarrollado y que abordaremos en otra oportunidad. Una visión de inteligencia estratégica que sólo será posible desde la realización de acciones de personas responsables, comprometidas con la ética y que cuenten con pertinencia para cumplir desde sus roles, con el compromiso social de brindar seguridad a los habitantes de un país.

 

Bibliografía              

Avogadro Thomé, Marisa (Junio 2016). Diccionario de términos de comunicación, tecnologías y seguridad. Colección Comunicando. Mar y Arte Ediciones, www.amazon.com, [kindle edition]

____________________ (Abril,26 – 2015). Información en la Red. El valor agregado de un nuevo paradigma.  Revista U-GeOB. Tecnología en Gobierno. México: Competitive Press, S.A.de C.V., pág. 65 a 77.

_____________________ (Febrero, 2010). Comunicación para la seguridad: estrategias frente a un nuevo paradigma. Columna Comunicarte, revista “Razón y Palabra”, México. Disponible en: http://www.razonypalabra.org.mx/comunicarte/2010/carte10_com_seguridad.html

_____________________  (2005) Internet: el medio de comunicación. En  Internet y la sociedad de la información, Vol. 2. Ecuador: CIESPAL

Internet Usage Statistics. The Internet Big Picture. World Internet Users and 206 Population  Stats. Recuperado el 1 de octubre de 2017. Disponible en: http://www.internetworldstats.com/stats.htm

Internet Usage Statics for all the Americas. Recuperado el 1 de octubre de 2017. Disponible en: http://www.internetworldstats.com/stats2.htm

 

Top